Blogs de Antonio Boix

Mis blogs son Altamira (Historia del Arte, Cine, Televisión, Fotografía y Cómic), Heródoto (Ciencias Sociales y Pensamiento) y Mirador (Joan Miró, Arte y Cultura Contemporáneos).

lunes, 18 de septiembre de 2017

Dosier: La alimentación.


DOSIER: LA ALIMENTACIÓN.





María Victorina Aguilar, Directora de Nutrición, Bromatología y Toxicología de la Universidad de Alcalá de Henares da consejos de nutrición como que la ingesta de hidratos de carbono es fundamental para la actividad física, mientras que la glucosa y el hierro mejoran el rendimiento intelectual, y hay que comer de todo pero, como decía Grande Covián, en pequeñas cantidades y en al menos cinco comidas al día‹dietas hipocalóricas, equilibradas y variadas que nos hagan perder los dos o tres kilos que se suelen coger en Navidad. Y con ejercicio físico moderado. Con caminar a paso ligero durante tres cuartos de hora cada día basta. Hay que huir de las dietas milagrosas (…) con el paso de los años nuestro metabolismo cambia y nuestros cuerpos también. Las grasas dejan de distribuirse de una forma proporcionada y tienden a acumularse sobre todo en el abdomen. (…) A los jóvenes que no se alimentan bien les falla la memoria en Ciencias Sociales, Física y Química, Historia, Matemáticas y Literatura. Para la actividad física se necesitan hidratos de carbono y para la intelectual, la glucosa y el hierro. Un desayuno completo antes de salir de casa es fundamental para rendir tanto física como mentalmente y, cuando no es posible por falta de tiempo, hay que compensar ese ayuno con algo a media mañana. Entre el desayuno y media mañana habría que consumir el 30% de la ingesta de calorías diarias y no sólo los jóvenes. [El desayuno ideal] Tiene que tener lácteos, grasas saludables, azúcar e hidratos de carbono. Y un zumo. Si no hay tiempo para hacerse el zumo es mejor tomar uno de tetra brik que nada. A media mañana se puede tomar una pieza de fruta. Las manzanas son muy antioxidantes. No podemos pasar tantas horas sin comer hasta la hora del almuerzo. Para alimentarse bien hay que hacer al menos cinco ingestas al día. (…) El ayuno prolongado puede acarrear problemas metabólicos, bajadas de presión arterial, hipoglucemias, apatía y fatiga. Además, obliga a comer más porque nos sentamos a la mesa muertos de hambre y eso puede sobrecargar la actividad de órganos como el páncreas. (…) Se puede comer de todo de forma racional. Todos los alimentos son buenos, pero no deberíamos de abusar de las grasas trans que tienen las carnes rojas o las margarinas, y tendríamos que desechar toda la bollería industrial. Es mejor la grasa del pescado que la de la carne roja y además está demostrado que los pescados grasos proporcionan Omega 3, un efectivo protector contra las enfermedades cardiovasculares. A media tarde y por la noche es mejor comer con moderación y no irse a la cama nada más cenar. Hay que esperar un poco a hacer la digestión. (…) está demostrado científicamente que la siesta es buena para la salud. La dieta mediterránea no es sólo alimentación saludable; es una filosofía de vida que incluye la siesta y evita el estrés que provoca la competitividad. Está claro que cada vez es más difícil seguir esa filosofía de vida pero nos podemos alimentar muy bien porque tenemos muchos productos donde elegir. (…) Algunos alimentos, como el chocolate, son precursores de la serotonina y en algunos momentos del día nos apetecen aunque hayamos comido. Es más apetito que hambre y el apetito es más difícil de controlar que el hambre. Recurrimos muchas veces al dulce, a los azúcares, porque nos recuerdan momentos placenteros de reuniones con la familia o amigos. No es malo tomar dulce si es en pequeñas cantidades. Una onza de chocolate puro, sin leche, al día es bueno para la salud. De hecho, el cerebro se alimenta básicamente de glucosa. (…)El cerebro sólo usa de combustible la glucosa y sólo en momentos muy determinados puede echar mano de cuerpos cetónicos. El cerebro dejaría de funcionar si no tomásemos azúcar. (…) La glucosa la podemos obtener de la fruta. De todos los hidratos de carbono que tenemos que tomar a lo largo del día, que vienen a ser el 60% de la energía, sólo un 10% puede proceder de los hidratos de carbono simples como la sacarosa, que conocemos como azúcar de mesa, o la fructosa que está en los plátanos y las uvas. Ese azúcar, los plátanos y las uvas hay que comerlas con moderación. En la nutrición, no obstante, no hay que prohibir nada para evitar caer en obsesiones. (…) En las depresiones se tiende a comer esos alimentos placenteros o a no comer. Es una pescadilla que se muerde la cola: se come por la depresión, se engorda y uno se deprime aún más. La obesidad está en muchos casos relacionada con problemas psicológicos y lo que está más que comprobado es que una persona obesa nunca será saludable. (…) Un ligero sobrepeso es el primer paso hacia la obesidad si no se pone remedio con una dieta personalizada en función de cada individuo. Hay que conocer sus hábitos, horarios de trabajo y hasta su religión para saber si puede o no comer determinados alimentos. También es importantísimo tener en cuenta la edad de la persona que se pone a dieta. (…) Los niños de hoy en día comen demasiada comida basura y se mueven poco. El papel de los profesores en las aulas es vital para atajar los niveles de obesidad infantil que hay en España. (…)la formación, llevando a los niños al mercado o a las granjas y haciéndoles que participen en la preparación de las comidas. Es importantísimo además saber jugar con la estética de los alimentos para que los más pequeños se acostumbren a comer de todo. En España pasamos de alimentarnos con cereales y legumbres a querer comer carne todos los días. El desarrollo económico empeoró nuestra alimentación.›› [Vaquero, Natalia. María Victorina Aguilar. ‘A los jóvenes que no se alimentan bien les falla la memoria en Ciencias Sociales, Física y Química, Historia, Matemáticas y Literatura’. “Diario de Mallorca” (15-I-2013) 48-49.]

FUENTES.
Sampedro, Javier. Vivir más sin morir de hambre. “El País”, Domingo (17-IX-2006) 4. Reducir la ingesta de calorías un 30% aumenta la esperanza de vida un 50%.
Roth, Siobhan. Pomelo, el fruto prohibido. “National Geographic”, Madrid (IV-2007) s/p. El zumo de pomelo aumenta hasta 10 veces los efectos, incluidos los secundarios, de varios medicamentos, especialmente los de control del colesterol, porque contiene furanocoumarinos, que inhiben una enzima del intestino capaz de destruir la medicación antes de ser absorbida. La cuestión es ¿debo tomar pomelo por la mañana para aumentar el efecto de la medicación? ¿o debo abstenerme de influir externamente sobre la medicación que tomo?
Sánchez, Mayka. Comer bien, vivir mejor. “El País” Semanal 1605 (1-VII-2007) 114-115.
Girona, Carmen. Sustancias naturales para envejecer bien. “El País” (8-VII-2008) 37. El resveratrol del vino, las uvas y las nueces previene el deterioro cardiovascular y reduce el colesterol en personas no obesas, amén de mejorar la salud ósea, el equilibrio y la función motora, y reducir la aparición de cataratas.
Girona, Carmen. Las virtudes del ajo (crudo). “El País” Salud (10-XI-2009) 13. Un poderoso bactericida (contra infecciones), desinfectante, antioxidante (contra el cáncer), antiagregante (protección del corazón y las arterias) y antidiabético, gracias a sus componentes sulfurosos, especialmente la aliína.
Galán, Lola. Hasta que la dieta nos separe. “El País” Domingo (27-II-2011) 16. En defensa de la dieta mediterránea: la mala nutrición y la obesidad se asocian a las clases desfavorecidas.
Prats, Jaime. El frío y el ejercicio, los grandes aliados de la grasa buena. “El País” (26-I-2012) 38. Las bajas temperaturas y el deporte activan el tejido adiposo que adelgaza. Los alumnos obesos debieran tener menos calefacción en sus casas y practicar deporte o caminar regularmente.
Magi, Lucia; Pedraz, Javier G. El azúcar, enemigo público. “El País” (30-VIII-2012) 32-33. Francia e Italia penalizan con impuestos los refrescos con azúcar, para atajar la obesidad.
De Benito, Emilio. Más orgánico, pero no más sano. “El País” (5-IX-2012) 36. La comida orgánica no demuestra ser más sana para la salud, aunque puede tener mejor sabor.
De Benito, Emilio. Más obesos que nunca. “El País” (15-III-2013) 48. Aumenta la obesidad hasta el 54% de los españoles. Suben el sedentarismo y el envejecimiento, y disminuye el tabaquismo.
De Benito, Emilio. España duplica el consumo de sal por persona aconsejado por la OMS. “El País” (23-III-2013) 36.
Sahuquillo, María R. Cristina Azcona / Pediatra y endocrina. ‘La mala nutrición afecta al desarrollo cerebral del menor’. “El País” (19-IV-2013) 42-43. Consejos de alimentación para niños.
Vázquez, Karelia. Ideas para adelgazar. “El País” (14-IV-2013) 71. Ocho consejos para adelgazar: probar la semidieta (régimen a partir de las 18 h.), hinchar un globo cada día (bueno para los músculos del estómago), no confiar en la fuerza de voluntad (hay que desarrollar buenos hábitos, como dejar el tenedor en la mesa tras cada bocado y saborearlo), dormir ocho horas, no comer justo al volver del gimnasio, no exagerar el consumo de agua, dejar de contar las calorías (mejor tomar legumbres, que son calorías ‘inteligentes’ de lenta absorción, que arroz blanco y harinas que se transforman rápidamente en glucosa), hacer ejercicio antes del desayuno (lo que obliga al cuerpo a consumir su grasa).
De Benito, Emilio. El edulcorante sin calorías puede tener efecto rebote y engordar. “El País” (12-VII-2013) 40. El cuerpo se acostumbra a los edulcorantes y no reacciona adecuadamente cuando consume azúcar.
Redacción. Un vaso de vino al día reduce el riesgo de tener una depresión. “El País” (1-IX-2013) 34. Y el de sufrir ictus cerebrales.
Sampedro, Javier. Adelgazar con bacterias. “El País” (6-IX-2013) 33. Un experimento prueba que las bacterias se especializan en gordos y flacos, y que el intercambio bacteriano ayuda a regular el peso.
Sampedro, Javier. El factor beneficioso del vino tinto, mejorado en pastillas. “El País” (3-X-2013) 34. Pastillas para mejorar la eficacia del resveratrol.
Vidales, Raquel. Europa advierte de que las leches de crecimiento no son necesarias. “El País” (9-XI-2013) 40. La Agencia de Seguridad Alimentaria de la UE afirma que una dieta equilibrada aporta los nutrientes adecuados a los niños de uno a tres años. 
Sevillano, Elena G. A menor nivel educativo, mucha más obesidad. “El País” (14-XII-2013) 35. Las universitarias la padecen cuatro veces menos.
Vaquero, Natalia. María Victorina Aguilar. ‘A los jóvenes que no se alimentan bien les falla la memoria en Ciencias Sociales, Física y Química, Historia, Matemáticas y Literatura’. “Diario de Mallorca” (15-I-2013) 48-49. La Directora de Nutrición, Bromatología y Toxicología de la Universidad de Alcalá de Henares da consejos de nutrición como que la ingesta de hidratos de carbono es fundamental para la actividad física, mientras que la glucosa y el hierro mejoran el rendimiento intelectual, y hay que comer de todo pero, como decía Grande Covián, en pequeñas cantidades y en al menos cinco comidas al día.
Ovelar, María. Toma ración… ¿doble? “El País”, S Moda 123 (25-I-2014) 8-9. Hay que tomar raciones más pequeñas para evitar el exceso calórico.
Sampedro, Javier. A seguir pasando hambre. “El País” (13-III-2014) 34-35. Los científicos descubren el gen de la obesidad, relacionado con la diabetes y otras enfermedades.
Vidales, Raquel. Sin gluten no quiere decir más sano. “El País” (12-IV-2014) 30-31.
De Benito, Emilio. Sobredosis de cafeína. “El País” (7-V-2014) 30-31. Un 68% de los adolescentes europeos toma bebidas energéticas y la mitad las combina con alcohol, pese a los graves riesgos para la salud.
Ferrer, Thiago. Salud escondida en la despensa. “El País” (8-V-2014). Aconseja consumir legumbres, tomate triturado, pescado azul, chucrut y sandía.
De Benito, Emilio. La ONU avisa de que una mala dieta es peor para la salud que el tabaco. “El País” (20-V-2014) 36.
Vázquez, Karelia. Diez mentiras sobre la comida. “El País” Semanal 1.987 (26-X-2014) 86-88.
Linde, Pablo. ¿Y si dejáramos de comer carne? “Buena Vida” nº 6 (XI-2014) 32-35. Los nefastos efectos de la ganadería intensiva en el planeta y la necesidad de consumir carne con moderación.
De Benito, E. Los españoles ingieren menos calorías desde 1964, pero tienen más sobrepeso. “El País” (18-XII-2014) 34. Un estudio calcula que se consume un 39,5% menos pero hay un 49,2% más de sobrepeso debido a que hay más sedentarismo.
Vázquez, Karelia. Mitos y verdades de la nutrición. “El País” Semanal 2.004 (22-II-2015) 74-75. El azúcar es de lo más perjudicial. La mantequilla no es tan mala como se creía. El sueño suficiente ayuda a adelgazar. Mejor hacer deporte en un ambiente cálido. El deporte causa cambios positivos en el ADN. Se sube de peso más por no moverse que por comer. La grasa del cuerpo se convierte en aire (dióxido de carbono) y agua, no en músculo. Los obesos activos tienen mejor salud que los delgados sedentarios.
Gosálvez, Patricia. ¿Qué comen nuestros hijos? “El País” (8-III-2015) 44-45. La alimentación en los comedores escolares.
Campos, Abigail. Si se ha caído al suelo, ¿me lo puedo comer? “El País” (2-II-2015). No hay que exagerar la prevención.
Domínguez, N. La OMS afirma que hamburguesas, salchichas y embutidos causan cáncer. “El País” (27-X-2015) 26.
Delgado, C. El sector cárnico teme el posible impacto del aviso de la OMS. “El País” (28-X-2015) 27.
León, Pablo. ¿Toda la comida produce cáncer? “El País” (28-X-2015) 28.
León, Pablo. El excesivo consumo de carne deja huella. “El País” (29-X-2015) 28. El impacto medioambiental de la carne.
Gualdoni, Fernando. Los yanomamis no sufren de hipertensión. “El País” Negocios 1.565 (1-XI-2015) 5.
Barbería, José Luis. José María Ordovás. “El País” Semanal 2.060 (20-III-2016) 24-29. Ordovás es un experto de fama mundial en nutrigenómica.
Redacción. Todo lo que las nueces pueden hacer por tu salud (y no, no engordan). “Cadena Ser” (5-IV-2016). Un estudio demuestra que ayudan a un envejecimiento saludable, reducen el colesterol y no engordan.
Revenga, Juan. Los lácteos desnatados no son más sanos. “El País” (26-IV-2016). Sus grasas saturadas pueden ser más beneficiosas que nocivas. Los que toman leche desnatada tienen más riesgo de obesidad abdominal que los que la toman entera.
Bisbal, Cristina. ¿Cuántos huevos puedo comer a la semana? “El País” (28-IV-2016). La actualización de los estudios científicos concluye que se pueden comer con más frecuencia, incluso diaria, porque no aumentan el colesterol o la diabetes.
Caparrós, Martín. Comer como nunca“El País” Ideas (14-VIII-2016). El comer se ha convertido en un importante asunto cultural, que arrastra enormes audiencias.
Fitzpatrick, Joan. Cuando la fruta era mala para la salud“El País” Ideas (14-VIII-2016). Los mitos sobre la correcta alimentación.
Fernández, Olga. Exactamente lo contrario a la ‘paleodieta’ es lo mejor para vivir más años. “El País” (28-XI-2016). [http://elpais.com/elpais/2016/11/25/buenavida/1480073468_299148.html] Hay que cuidar una alimentación equilibrada, evitando abusar de las proteínas (carne, pescado, legumbres y algunos cereales) que fuerzan al riñón, y procurando tomar suficientes carbohidratos (cereales, frutas y verduras) que estimulan la producción de la hormona FGF21, la que aumenta la longevidad y reduce la grasa corporal.
Preysler, Claudi. Mitos y verdades sobre el zumo de naranja. “El Mundo” (2-XII-2016).
Sevillano, Elena. La alimentación de nuestros hijos. “El País” Semanal 2.100 (24-XII-2016). Menos calorías y más ejercicio para combatir el sobrepeso. El 70% de los niños españoles no toma fruta fresca y más del 90% no consume verdura a diario.
Martínez Argüelles, Lucía. ¿Sobredosis de calcio para tener huesos fuertes? “El País” (9-I-2017). Aumentar la ingesta de calcio no previene las fracturas, ni los suplementos son útiles para la remineralización del hueso
Laorden, Carlos. Los lichis, culpables de la muerte de cientos de niños en India. “El País” (3-II-2017). Este fruto está detrás de la enigmática dolencia que cada verano mataba a menores en el Estado indio de Bihar. Una investigación identifica que actúa cuando el niño sufre desnutrición y para calmarla come los lichis, que contienen la toxina hipoglicina A, que sin otros alimentos para aminorar su efecto causa encefalopatía por la noche.
Galindo, Cristina. Entrevista. Miguel Ángel Martínez-González, el sabio de la dieta mediterránea. “El País” Semanal 2.108 (19-II-2017).
Ansede, Manuel. Comer 800 gramos de frutas y verduras al día reduce un 31% el riesgo de muerte prematura. “El País” (23-II-2017). Los vegetales, mejor cuanta más variada sea la dieta, reducen la incidencia de enfermedades coronarias y cáncer entre otras enfermedades.
Martínez, Lucía. Cuatro ‘falsos saludables’ en el supermercado. “El País” (6-III-2017). Mejor los yogures naturales que los descremados porque lo fundamental es que no tengan azúcar añadido; mejor olvidar las galletas y la bollería, aunque pongan ‘sin azúcar’ porque sus edulcorantes son dañinos; mejor carne de pollo o pavo directamente que los fiambres de ambos, que han sido procesados; mejor cereales integrales que los cereales con azúcar.
Basulto, Julio. El zumo de fruta no es “fruta”, ni siquiera si es casero. “El País” (12-IV-2017). El zumo, incluso el recién exprimido, tiene menos fibra y demasiado azúcar, por lo que favorece la obesidad y la caries.
Galindo, Cristina. El embrollo de la comida sana. “El País” Ideas 105 (14-V-2017).
Sánchez, Aitor. Mitos de la mala alimentación. “El País” Ideas 105 (14-V-2017).
Holland, Mina. Tendencias no tan saludables. “El País” Ideas 105 (14-V-2017). La cocina normal es relegada al olvido.
Domínguez, N. La comida basura inflama el cerebro y aumenta el apetito. “El País” (6-VII-2017). Dos estudios en ratones desvelan cómo desactivar la adicción natural del encéfalo a las grasas para evitar la obesidad.
Ruiz de Elvira, Á. P. La dieta de TVE contra el sobrepeso. “El País” (26-VII-2017). El programa de salud ‘Doctor Romero’ procura aconsejar hábitos saludables para la pareja.
Loring, Claudia. Comer pizza sin engordar también es posible. “La Vanguardia” (27-VII-2017). Escogerla de pasta fina con vegetales y poca grasa animal.
González, Alicia. Por qué nunca debería haber dejado de tomar aceite de girasol. “El País” (9-VIII-2017).
Van den Berg, Eva. Más yogur y menos prozac? “El País” (21-VIII-2017). La ciencia estudia la influencia de la alimentación en la psicología. La flora (fauna) intestinal o microbiota es fundamental para la salud física y mental.
Spector, Tim; Leach, Jeff. Los inesperados beneficios de la dieta de hace un millón de años. “El País” (30-VIII-2017). El autor pasó tres días comiendo como un 'hazda', uno de los últimos grupos cazadores-recolectores que quedan en África y comprobó que la diversidad de alimentos naturales aumentaba también la de su microbiota, esencial para la salud.
Loring, Claudia. Esta es la cantidad de fibra que debemos comer en nuestra dieta. “La Vanguardia” (6-IX-2017).
Van den Berg, Eva. Semillas: cuáles merece la pena incorporar en la dieta y cómo hacerlo. “El País” (7-IX-2017).
Corroto, Paula. El filón de los libros de dietas. “El País” (18-IX-2017).

Dosier: El ejercicio.

DOSIER: EL EJERCICIO.


Caminar es el ejercicio más popular y también el más efectivo en relación coste/beneficio: caminar a un ritmo dinámico (sudar es el indicativo de que marcha a la velocidad adecuada) dos veces a la semana, durante una hora cada vez, estimula el cuerpo (corazón, colesterol) y la mente (nuevos vasos sanguíneos y células).

FUENTES.
Redacción. El ejercicio habitual eleva el colesterol “bueno”. “El País” (5-VI-2007) 54.
Girona, Carmen. El reposo, enemigo de la espalda. “El País” (22-I-2008) 44.
Kolata, Gina. El ejercicio a la luz de la ciencia. “El País” (29-I-2008) 41.
Arribas, Carlos. No es la hamburguesa, niños, es el deporte. “El País” (12-II-2008) 36-37.
De Benito, Emilio. No caminar es tan malo como fumar. “El País” (19-VII-2012) 36. Estudios científicos alertan de la necesidad de hacer ejercicio físico.
Arribas, Carlos. ¿Un lexatin? No, mejor vaya a sudar al parque. “El País” (17-XII-2013) 34-35. El ejercicio físico es mejor que muchos medicamentos. 
Lucía, Alejandro. La verdadera píldora para todo es el ejercicio. “El País” (17-XII-2013) 35.
Prats, Jaime; Sahuquillo, María R. El norte hace deporte; el sur lo ve por la tele. “El País” (25-III-2014) 34-35. Los escandinavos (entre el 9% de Suecia y el 15% de Finlandia que nunca practican deporte) son los más activos y los españoles (44%) los más sedentarios, debido a la falta de tradición, infraestructuras y educación, pues se entiende el deporte como competición y no como actividad saludable.
Mediavilla, D. Una hora de ejercicio al día reduce el riesgo de fallo cardíaco en un 46%. “El País” (3-IX-2014).
Mediavilla, Daniel. El ejercicio mejora la calidad de vida en casos de párkinson. “El País” (4-I-2015) 26. Y ayuda a prevenir el cáncer o la depresión.
De Benito, E. El sedentarismo causa en Europa el doble de muertes que la obesidad. “El País” (15-I-2015) 35.
Salas, Javier. El 73% de los españoles aumenta su riesgo de enfermar por el sedentarismo. “El País” (14-VII-2016). Enfermedades como hipertensión, diabetes y algunos tipos de cáncer.
Rivera, Alfonso. Culto al cuerpo. Retrato de una obsesión. “El País” Semanal 2.077 (17-VII-2016). La adicción al cuerpo perfecto o vigorexia lleva a peligros como aislamiento, lesiones o uso de anabolizantes.
Domínguez, N. Una hora de ejercicio al día contrarresta el efecto de ocho quieto“El País” (29-VII-2016).
Barbería, José Luis (texto); Garrigues, Ximena; Moya, Segio (fotos). Correr sin freno. “El País” Semanal 2.084 (4-IX-2016). Reportaje sobre la pasión por correr.
Ansede, Manuel. El 86% de las adolescentes no realiza el ejercicio recomendado. “El País” (22-XII-2016). El problema del sedentarismo de los jóvenes españoles, sobre todo de las chicas, lejos de la hora diaria recomendada.
Gill, Jason; Celis-Morales, Carlos. Ve en bici al trabajo: los beneficios para la salud son asombrosos. “El País” (6-V-2017). Dos cardiólogos animan al mayor número posible de trabajadores a que usen la bicicleta.
González, Alicia. ¿Qué es mejor: salir a correr por la mañana o quedarse durmiendo? “El País” (19-VII-2017). Mejor dormir lo suficiente (7-8 horas cada día) que quitarse sueño para hacer ejercicio.
Tévez, Óscar. Este abogado de 80 años tiene las claves para parecer un treintañero. “El País” (26-VII-2017). Clarence Bass desvela su dieta y su entrenamiento para llegar a los 80 en un estado de forma envidiable, vida sexual incluida.


domingo, 17 de septiembre de 2017

Dosier: Los escraches por el derecho a la la vivienda en España y otras causas.

Dosier: Los escraches por el derecho a la la vivienda y otras causas.

Resultado de imagen de BLOGSPOT, ESCRACHE VIVIENDA


Ante el grave problema de los desahucios y la cerrazón del Gobierno a negociar una reforma que resuelva la situación, la respuesta de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) y de otros grupos sociales ha sido apelar a los escraches, una forma de presión popular directa, nacida en Argentina durante crisis anteriores, que afecta a los políticos en su entorno privado, sean sus domicilios, sus lugares de trabajo (incluido el Parlamento) o en sus viajes. El escrache ha sido mayormente aceptado por la mayoría de la sociedad  pero es cierto que vulnera en ocasiones el derecho a la privacidad de los políticos, de sus familiares y de sus vecinos, y debe ser rechazado con carácter general si no se ciñe a límites estrictos.
La protesta legal y proporcionada de los ciudadanos en este caso de los desahucios (y en multitud de otros supuestos) es necesaria e incluso deseable porque muestra el compromiso con la justicia social y con los derechos de los desfavorecidos, pero sobrepasar los niveles legales e incurrir, aunque sea ocasionalmente, en prácticas antidemocráticas sólo puede traer consecuencia negativas a largo plazo, dando una excusa a los políticos conservadores o que no atienden los problemas ciudadanos para desestimar las imprescindibles reformas.
Y poniéndonos en lo peor, un escrache ilegítimo puede dar un barniz de legitimidad a que esa misma presión se ejerza mañana sobre otros colectivos. ¿O es que nadie recuerda la presión de los grupos de ultraderecha sobre el anterior Gobierno del PSOE, al que acusaban de connivencia con ETA? ¿O la presión que se ejerce en muchos países sobre los médicos que practican abortos o sobre los gitanos y otros colectivos a los que se acusa de delincuentes?
En suma, no debemos caer en la trampa retórica de confundir a los escrachadores con los fanáticos nazis, como desearían algunos interesados en que todo se quede igual, pero tampoco debemos caer en la trampa de legitimar la violencia física o psicológica en las protestas, porque el fin no justifica los medios.
El editorial En las casas, no [“El País” (10-IV-2013)] presenta una razonable visión sobre el problema:
‹‹Los escraches amenazan con instalarse en España como un instrumento político más: es hora de decir que ese método es inaceptable. La protesta en ningún caso debe llevarse al ámbito privado, porque los electores no eligen a los familiares ni a los vecinos de los políticos y no se puede implicar a terceros en formas de presión que conlleven gritos, abucheos, escarnios o un afán de señalamiento público. No se trata, naturalmente, de cercenar la libertad de expresión de los ciudadanos en el espacio público. Los ciudadanos tienen todo el derecho a presionar al Gobierno y a los diputados para que se pronuncien de determinado modo o cambien una intención de voto. En espacios públicos, sin violencia y cumpliendo la normativa que rige para estos efectos.
El desprestigio de la clase política alcanza cotas inquietantes para la propia democracia, pero eso no justifica degradar la convivencia hasta el punto de destruir todo respeto a las personas. La Constitución y las leyes garantizan los derechos de reunión y manifestación, lo mismo que el de huelga, y precisamente los reventadores suelen ser uno de los riesgos de esos actos de protesta; no pretendamos ahora reventarlo todo a base de actos de repudio que hoy se dirigen contra los políticos en sus casas, como se ha hecho antes contra clínicas abortistas y mañana, quizá, contra profesores que suspenden a los alumnos. Lo mismo que un conflicto laboral se desarrolla en la empresa o en forma de manifestaciones, y no se lleva a la casa del empresario.
Es verdad que la defensa de los afectados por los desahucios es una causa popular, que goza de gran apoyo ciudadano. Las ejecuciones hipotecarias han crecido enormemente en este país y lanzar a la calle a moradores de viviendas, sin ayuda social, provoca rechazo público. Pero no conviene olvidar lo ocurrido en Cuba con las llamadas “acciones de repudio”, o en Argentina, donde los escraches —palabra utilizada en la jerga de los bajos fondos bonaerenses— comenzaron señalando a los militares de la dictadura y se extendieron a políticos o periodistas. España no es una dictadura ni una democracia de baja intensidad; está necesitada de fuertes e importantes reformas. Banalizar el acoso colectivo no ayudará en esta urgente tarea.
El Gobierno y el PP tampoco pueden dejarse llevar por los nervios, aunque se hayan producido situaciones indeseables. No hay que tratar de criminalizar los escraches como si fueran formas de kale borroka. El problema no se resuelve solo lanzando a la fiscalía y a la policía contra los escrachadores, sino abriendo cauces entre representantes y representados para que las aspiraciones de estos puedan ser defendidas en los lugares de trabajo de los políticos. No se pueden aceptar derivas autoritarias: pedir a los diputados que rompan la disciplina de voto no es ningún crimen, ni tiene sentido pretender la equiparación de esa disciplina a la militar. Cuidado que en aras de la defensa de la libertad del diputado se cercene la libertad de expresión de la ciudadanía.
La facilidad con que el Parlamento rechaza las iniciativas legislativas populares, sin explicaciones, es otro elemento de tensión. El diputado no tiene que cambiar su voto por miedo a los escrachadores ni por temor al acoso que puedan sufrir sus familias, sino, en el caso de que sea así, porque ha escuchado previamente los argumentos de los ciudadanos. A escucharles, precisamente, debe dedicar gran parte de su tiempo. Una de las razones para justificar tantos escaños vacíos es que sus titulares inviertan tiempo en atender a sus representados. Y los ciudadanos, si no les hacen caso, tienen todo el derecho a protestar: pacíficamente, ante los lugares de trabajo de los políticos. No en sus casas ni delante de sus hijos.››

Josep Ramoneda, en El victimismo del PP [“El País” Cataluña (16-IV-2013)] lanza una puya contra los excesos verbales de Cospedal respecto a los escrachadores.
‹‹Las noticias judiciales sobre el alcalde de Badalona han coincidido con la ofensiva del PP contra los escraches. Sin duda la libertad de manifestación tiene un límite en la violencia y siempre hay espacio para la discusión sobre lo que se puede permitir y lo que no. Pero el PP se equivoca si quiere aparecer como víctima frente a las personas que han sido expulsadas de sus casas por desahucio. Por incómodo que sea que un puñado de personas grite a la puerta de tu casa, ¿qué es esto al lado de quedarte sin ella? Buscando para sí el papel de víctima, el PP solo gana en arrogancia y alejamiento de la ciudadanía. Y prueba de ello es la facilidad con la que llegan los excesos verbales. El PP está nervioso. Y se nota. Dolores de Cospedal, la jefa del partido por delegación de Rajoy, ha dicho algo que no se puede dejar pasar impunemente: que los escraches son “nazismo puro”. Es sencillamente una ofensa a la memoria de las víctimas del genocidio nazi. Cospedal debería saber —y seguro que lo sabe— que las personas señaladas por las turbas nazis se las iba a buscar a su casa, se las cargaba en un tren y se las mandaba a un campo de exterminio. ¿A esta tragedia compara la suerte de sus compañeros diputados?
Se entiende la desesperación del PP que se hunde en las encuestas y que ve cómo la conflictividad social aumenta sin ser capaz de hacer nada para mejorar la situación de los ciudadanos. Pero la gravedad de la circunstancia requiere mesura y comprensión. Y no admite la construcción de parapetos increíbles sobre los que ocultar la falta de coraje para explicar lo que realmente se está haciendo. Que el PP pretenda convertirse en víctima es la más ridícula de las defensas, sencillamente porque no es creíble. Y además es humillante para los perdedores de verdad.››

El escritor Javier Marías, implacable y pertinaz látigo del Gobierno del PP, se opone empero al escrache en el artículo Denigradores que se denigran [“El País” Semanal 1.909 (28-IV-2013)]. Es una dura crítica moral de esta presión a la que llamaría mejor vituperación o execración:

‹‹Siempre hay algo de despreciable y vil en la delación y el señalamiento, así sea indignante la conducta de los “expuestos”.›› Y se extiende: ‹‹Es cierto: los actuales gobernantes del PP no son sólo mediocres, ineptos, embusteros, destructores, injustos y desfachatados. Son también los más irritantes de las últimas décadas, (…) [pero] Teniendo la opinión que tengo de nuestros políticos, no puedo estar más en desacuerdo con esta práctica. Ya se han señalado los riesgos que implica: hoy se los presiona para que pongan remedio a la grave situación de los desahucios y a muchos les parece bien, por lo justo de la causa; pero mañana serán las asociaciones “provida” las que cercarán las casas de quienes quieran una ley del aborto en España y los llamarán asesinos y los instarán a votar una que los penalice, en todos los casos; al día siguiente se presentará una muchedumbre ante la vivienda de un periodista cuyas opiniones no le gustan y tratará de que las cambie por las suyas; al otro, una multitud de beatos execrará a los diputados y jueces que han legalizado el matrimonio homosexual, etc.  (…) En esas vituperaciones a domicilio no sólo se presiona, sino que se señala, es decir, se delata. Una masa individualiza a una persona y la somete a escarnio, no en su lugar de trabajo y en el ejercicio de sus funciones, sino en su casa, ante sus hijos y vecinos, que también se ven afectados sin tener arte ni parte. El espectáculo no es distinto del que ofrecería una turba llamando “pederasta” a quien tal vez lo fuera, y que aun así sólo habría de responder ante un tribunal por sus actos, no ante esa turba improvisada o más bien artificial y convocada; tampoco se diferencia del que dan esos “justicieros” o “virtuosos” que se apostan a la puerta de los juzgados para insultar a gusto a los detenidos famosos o acusados de crímenes llamativos. Siempre hay algo de repugnante y cobarde en la comandita de muchos contra uno, más aún si esos muchos se aprovechan de su número para envalentonarse y preservar su anonimato; siempre hay algo de despreciable y vil en la delación y el señalamiento, así sea indignante la conducta de los “expuestos”; siempre hay algo de rastrero en la intimidación y la vituperación masivas, independientemente del repudio que causen los intimidados y vituperados. (…)››

El control policial de los escraches, como mínimo a 300 metros.

Desde 2013 la reducción del número de escraches ha sido muy evidente, gracias a la normativa que impide las manifestaciones a menos de 300 metros de los políticos.

FUENTES.
Ramoneda, Josep. Sobre el respeto a los demás. “El País” (28-III-2013) 20. Sobre la airada y excesiva reacción del PP ante el escrache (la presión popular a los políticos).
Editorial. En las casas, no. “El País” (10-IV-2013) 26. Señala que es antidemocrático presionar a los políticos en sus domicilios.
Manetto, F.; Fernández, M. Cospedal advierte sobre los escraches: ‘La violencia genera violencia’. “El País” (16-IV-2013) 14. Cospedal tilda de nazis a los escrachadores.
Gil Calvo, Enrique. Escraches. “El País” (15-IV-2013) 13. Defiende el derecho al escrache si es proporcionado.
Ramoneda, Josep. El victimismo del PP. “El País” Cataluña (16-IV-2013) 2. Una puya contra los excesos verbales de Cospedal respecto a los escrachadores.
Grujielmo, Álex. Escrache de ida y vuelta. “El País” (16-IV-2013) 31-32.
Unzueta, Patxo. Escraches: un problema de democracia. “El País” (18-IV-2013) 33. Rechaza esta forma de protesta por antidemocrática.
Álvarez, Pilar; Reventós, Laia. ‘¡Volveremos a las calles!’. “El País” (19-IV-2013) 15. Los antidesahucios protestan.
Álvarez, Pilar. ‘Los escraches no tienen el mismo sentido después de la votación’. “El País” (20-IV-2013) 13. La PAH sopesa aparcar las protestas en casas y seguir la ‘desobediencia civil’.
Molina Foix, Vicente. El sueño de sus señorías. “El País” (21-IV-2013) 31-32. Analiza las grandes semejanzas del escrache con el outing que utilizaban los militantes gay hace pocos decenios.
Marías, Javier. Denigradores que se denigran. “El País” Semanal 1.909 (28-IV-2013) 106.
Pérez, Fernando J. La Audiencia de Madrid archiva la causa contra el escrache a la vicepresidenta. “El País” (5-II-2014) 12. Considera que la protesta ante la casa de Soraya Sáenz de Santamaría fue un medio de “participación democrática” y que no hubo coacciones.

Fabra, María. La legalidad de la ‘doctrina escrache’. “El País” (7-II-2014) 14.

viernes, 8 de septiembre de 2017

La filósofa germano-estadounidense Hannah Arendt (1906-1975).

La filósofa germano-estadounidense Hannah Arendt (1906-1975).




Hannah Arendt (Hannover, 1906-Nueva York, 1975), de origen judio, discípula de Heidegger, especialista en filosofía marxista y sociología, autora de Los orígenes del totalitarismo (1951) y Eichman en Jerusalén. Un informe sobre la banalidad del mal (1963) (1963). Su principal temática de investigación se podría resumir irónicamente en un chiste del periodo de entreguerras que Hannah Arendt reproduce en ‘Los orígenes del totalitarismo’. Dos hombres discuten sobre quién tiene la culpa de la Gran Guerra y uno afirma: “La culpa es de los judíos”. El otro responde: “Sí, de los judíos y de los ciclistas”. El primero se sorprende y pregunta: “¿Por qué de los ciclistas?”. Y el segundo pregunta a su vez: “¿Por qué de los judíos?” [Rodríguez-Marcos, J. La culpa es de los ciclistas. “El País” (27-I-2016) 26.]

FUENTES.
Internet.
[https://es.wikipedia.org/wiki/Hannah_Arendt]

Películas.
Hannah Arendt (2012). Dirección: Margarethe von Trotta. Intérpretes: Barbara Sukova (Arendt), Axel Milberg (Heinrich Blücher), Janet McTeer (Mary McCarthy), Ulrich Noethen (Hans Jonas). Reseña de Rodríguez Marcos, Javier. La banalidad del mal, 50 años después. “El País” (29-I-2013) 38-39. Gómez, Juan. Pasto de controversia. “El País” (29-I-2013) 38-39.

Libros.
Arendt, Hannah. Tesis doctoral. La amistad en San Agustín.
Arendt, Hanna. Los orígenes del totalitarismo. Taurus. Madrid. 1980.
Arendt, Hannah. ¿Qué es la política? Paidós. Barcelona. 1997. 156 pp.
Arendt, Hannah. Lo que quiero es comprender. Sobre mi vida y mi obra. Trotta. Madrid. 2011. 300 pp. Reseña de Barrios, Manuel. “El Cultural” (4-III-2011) 20.
Arendt, Hannah. Crisis de la república. Trad. de Guillermo Solana. Trotta. Madrid. 2015. 184 pp. Cuatro ensayos sobre el sistema político de EE UU y una entrevista a la pensadora. Reseña de Bustos, Jorge. “El Cultural” (11-XII-2015) 28.

Libros de otros.

Sánchez, Nuria (ed.). Hannah Arendt y la literatura. Bellaterra. 2016. 194 pp. Reseña de Cruz, Manuel. La narración que somos. “El País” Babelia 1.315 (4-II-2017).

Artículos de otros.
Giner, Salvador. La huella de Hannah Arendt.”El País” (25-X-2006) 15.

jueves, 7 de septiembre de 2017

La crisis catalana (7-IX-2017).

La crisis catalana (7-IX-2017).
La cerrazón del PP al diálogo real y a las reformas estatutarias y constitucionales es un grave error histórico pero también lo es la deriva antidemocrática de los secesionistas catalanes, todo lo cual ha llevado a la democracia española a su peor crisis desde 1978.

El conflicto institucional entre el Gobierno y la Generalitat empeorará probablemente antes de surgir una solución, que solo puede ser venir del respeto al Estado de derecho, de un diálogo respetuoso que no intente imponer la destrucción del adversario y de asumir los protagonistas que el actual encaje de Cataluña no puede continuar invariable sino que es imprescindible una negociación entre las partes y un acuerdo político que satisfaga en parte las expectativas más razonables: una reforma de la Constitución aceptable para la amplia mayoría del pueblo español, un blindaje de las competencias estatales y autonómicas, un acuerdo de financiación suficiente de las comunidades que respete el principio de ordinalidad, un programa de inversiones territoriales que sea consensuado... La solución exige ya decisiones atrevidas, sin el odio que alimenta las peores pasiones. No es tiempo para el miedo.

Antonio Boix Pons.

EE UU. Dosier: El medio ambiente. Catástrofes.

EE UU. Dosier: El medio ambiente. Catástrofes.

Resultado de imagen de https. medio ambiente ee uu
Manifestación ecologista en EE UU.

Estados Unidos es el país más contaminante del planeta y debido a su enorme extensión y diversidad espacial es uno de los más expuestos a las catástrofes medioambientales como huracanes, tornados, inundaciones, sequías... La política de prevención de los dos partidos principales es divergente: el partido demócrata, como se comprobó en las presidencias de Clinton y Obama, es proteccionista del medio ambiente y preconiza medidas legales para reducir el cambio climático, mientras que la mayoría del partido republicano es negacionista y considera que el cambio climático es una invención de sus adversarios políticos, como se demuestra en la presidencia de Trump y en la negativa de los senadores y congresistas republicanos a aprobar medidas de reducción de la contaminación.
Las catástrofes continuas que sufre el país, sin embargo, van inclinando inexorablemente a la mayoría de los ciudadanos a reconocer la veracidad del peligro, sobre todo en las zonas urbanas.

Resultado de imagen de huracán Harvey

Resultado de imagen de huracán Harvey
Consecuencias del huracán Harvey (2017).

FUENTES.
Pereda, C. F. Un aliado en el hombre del tiempo. “El País” (7-V-2014) 33.  Gráfico sobre los efectos del cambio climático en EE UU. Obama busca el apoyo de los meteorólogos para concienciar a la población del cambio climático.
Pereda, C. F.; Sevillano, E. G. EE UU prueba a sus ciudadanos que el calentamiento es real. “El País” (7-V-2014) 32-33.
Pereda, C. F. EE UU toma medidas para reducir las emisiones de carbono. “El País” (3-VI-2014) 58.
Ayuso, Silvia. Obama propone crear la mayor zona marina protegida del mundo. “El País” (18-VI-2014) 34. El santuario del Pacífico se extendería entre Hawai y las Marianas, sobre más de dos millones de kilómetros cuadrados.
Pereda, C. F. Obama coloca el clima en el centro de la agenda política. “El País” (4-VIII-2015) 5.
Monge, Yolanda. Obama logra una alianza con grandes empresas contra el cambio climático. “El País” (20-X-2015) 5.
Pereda, C. F.; Faus, Joan. Obama descarta el polémico gran oleoducto desde Canadá. “El País” (7-XI-2015) 5.
Pereda, C. F. Obama ve cumplida una de las prioridades de su segundo mandato. “El País” (13-XII-2015) 4.
Pereda, C. F. El Tribunal Supremo frena la propuesta de Obama sobre el cambio climático. “El País” (11-II-2016) 4.
Faus, Joan. Obama cierra zonas del Ártico a las exploraciones petrolíferas. “El País” (22-XII-2016). Son 46 millones de hectáreas frente a la costa de Alaska.
Mars, A. Trump apuesta por el crudo y resucita dos oleoductos que Obama bloqueó. “El País” (25-I-2017).
Salas, Javier. Los científicos organizan una marcha contra el presidente. “El País” (27-I-2017). Trump quiere controlar (censurar) la información científica sobre el cambio climático y otros asuntos científicos.
Martínez Ahrens, Jan. Miles de correos revelan lazos del jefe de medio ambiente de EE UU con petroleras. “El País” (24-II-2017). Scott Pruitt estaba al servicio de las empresas en su lucha contra las medidas antipolución.
Pereda, C. F. Trump abandona el objetivo de reducir las emisiones anticontaminantes. “El País” (29-III-2017).
Martínez Ahrens, Jan. Trump retira a EE UU del pacto global contra el cambio climático. “El País” (2-VI-2017).
Abellán, L.; Bonet, P. Putin se desmarca del rechazo global al giro de Trump sobre el clima. “El País” (3-VI-2017). Francia, Alemania e Italia se oponen a Trump con énfasis y los demás le critican. Solo le apoya Rusia.
Pozzi, S. Las discutibles razones económicas para salir del pacto. “El País” (3-VI-2017).
Pozzi, S. Las empresas de EE UU rechazan de plano la decisión. “El País” (3-VI-2017).
Martínez Ahrens, Jan. Trump apuesta por la radicalización de su discurso nacionalista. “El País” (3-VI-2017).
Mars, A.; Ximénez, P. La rebelión de Estados y grandes ciudades complica la retirada. “El País” (3-VI-2017).
Lagos, Ricardo. Operación Verdad. “El País” (8-VI-2017). Critica la retirada de EE UU del Acuerdo de París.
Krugman, P. El legado tóxico de Trump. “El País” Negocios 1.660 (27-VIII-2017). La política medioambiental de Trump es extremadamente nociva.

Catástrofes.
Primera, Maye. Miami hundido. “El País” (7-V-2014) 32.
Ximénez de Sandoval, P. La sequía asusta a California. “El País” (14-X-2014) 11.
Ayuso, Silvia. BP pagará 16.800 millones por el vertido del golfo de México. “El País” (3-VII-2015) 6.
Pereda, C. F. Más de 70 millones de personas en alerta en EE UU por una tormenta de nieve. “El País” (23-I-2016) 10. La tormenta Jonas es una de las peores en decenios.
Pozzi, S. La tormenta Harvey paraliza el corazón del suministro energético de Estados Unidos. “El País” (29-VIII-2017). Enormes daños en la industria petrolera de Texas.
Cádiz, Antonieta. Houston moviliza a otros 12.000 guardias para tareas de rescate. “El País” (29-VIII-2017). Ocho muertos y decenas de miles de evacuados por ahora en el peor desastre de los últimos años.
Noain, Idoya. Tejas necesitará años para recuperarse del 'Harvey'. “El Periódico” (2-IX-2017). La catástrofe ha dejado al menos 47 muertos y más de un millón de evacuados, con daños que pueden oscilar entre 80.000 y 190.000 millones de dólares. Queda patente la urgencia de una política medioambiental más eficaz, contraria al negacionismo de Trump.
Ximénez, P. La devastación del Harvey  pone a prueba a EE UU. “El País” (3-IX-2017).
De Llano, P. El huracán Irma se abate sobre el Caribe con extraordinaria fuerza. “El País” (7-IX-2017).

martes, 29 de agosto de 2017

El filósofo Pedro Abelardo (1079-1142).

El filósofo Pedro Abelardo (1079-1142).

Pedro Abelardo (Le Pallet, cerca de Nantes, 1079-Chalon-sur-Saone, 1142) fue filósofo, teólogo y poeta. Estudió en Loches entre 1095 y 1099 con Roscelino y en París desde 1099 con Guillaume de Champeau y desde 1112 enseñó Filosofía en Melun, Corbeil y París, ganando creciente fama por la claridad de su pensamiento, la convicción de su retórica como profesor y la belleza de sus canciones como poeta.

Resultado de imagen de El filósofo Pedro Abelardo y eloisa

Tras una estancia en Laon entre 1112 y 1114 para estudiar con Anselmo de Laon regresó a París, como aclamado profesor de la escuela catedralicia de Notre Dame, con un éxito fulminante. Pero entonces ocurrió la historia inmortal: Abelardo conoció en 1115 como profesor a Eloísa, sobrina del canónigo Fulberto y cayeron en un fulminante amor, pese a la diferencia de edad. Huyeron a Bretaña y tuvieron en 1119 un hijo, Astrolabio; contrajeron matrimonio secreto, pese a las dudas de Eloísa para no perjudicar la carrera académica y eclesiástica de su amado. Fulberto se vengó al ordenar en 1120 que castraran a Abelardo y acto seguido Eloísa ingresó en un convento de Argenteuil mientras que su humillado esposo entró en la abadia de Saint-Denis, en las afueras de París. Estaban muy cerca, pero nunca más se vieron. Su relación epistolar, sin embargo, es una cumbre medieval del género y junto a su autobiografía disculpatoria, Historia calamitatum, asentó su posterior fama romántica.

Resultado de imagen de El filósofo Pedro Abelardo y eloisa

Resultado de imagen de El filósofo Pedro Abelardo y eloisa

Abelardo fue acusado de herejía en el concilio de Soissons (1121) —y más tarde nuevamente en el de Sens (1140)— y desde entonces llevó una vida errante y solitaria, publicando libros como su fundamental Sic et non (1122), en el que propone que la fe religiosa ha de tener límites racionales, Theologia christiana (1123) y Ethica o Sexto te ipsum (posterior a 1125).
A pesar de que se discute que sea el fundador del llamado ‘método escolástico’, fue sin duda uno de sus principales difusores gracias a su dominio de la lógica. Desarrolló un pensamiento conceptualista, próximo al materialismo, para resolver el problema de los "universales" y se enfrentó a varias de las doctrinas filosóficas más importantes de su tiempo, como el nominalismo de su maestro Roscelino y el realismo escolástico de su otro maestro Guillaume de Champeaux.  Entre sus aportaciones destacan sus análisis del sentido de la significación y su relación con lo significado, que le condujeron al análisis lógico de la predicación.

Resultado de imagen de El filósofo Pedro Abelardo y eloisa
Tumba de Abelardo y Eloísa.

Fuentes.
Internet.

Libros.

Nicolau d’Olwer, Lluís. Pere Abelard, un humanista del segle XII. Obrador Edèndum. Barcelona. 2016. 474 pp. Lluís Nicolau d’Olwer (1889-1961), filólogo clásico, historiador, político... Ressenya de Dilla, Xavier. Orgull i prejudici. “El País” Quadern 1.648 (29-IX-2016).

Filosofía: Temas de debate.

Filosofía: Temas de debate.

Dosier: El futuro del trabajo.*

Dosier: El tiempo.
Domínguez, Íñigo. Paralizados ante las horas veloces. “El País” Ideas nº 104 (7-V-2017). La gestión del tiempo ha devenido obsesión ante tantas tareas por hacer.

De la Peña, José Antonio. El viejo sueño de viajar en el tiempo. “El País” Ideas nº 104 (7-V-2017).


Dosier: La crisis de las Humanidades.*

Dosier: La familia y sus modelos.
Galindo, Cristina. Ser padres es solo una opción. “El País” Ideas (28-II-2016) 2-3.
Sampedro, Javier. A vueltas con el instinto. “El País” Ideas (28-II-2016) 3.
Del Olmo, Carolina. El mito del adulto autónomo. “El País” Ideas (28-II-2016) 4.
Rodríguez Marcos, Javier. No seas histérica. “El País” Ideas (28-II-2016) 4.

Dosier: La libertad.
Arnau, Juan. La invención de la libertad. Atalanta. Vilaür, Girona. 2016. 288 pp. Ensayo sobre William James, Henri Bergson y Alfred North Whitehead. Reseña de Moreno Claros, L.F. Tres filósofos creadores. “El País” Babelia 1.288 (30-VII-2016).


Dosier: La sociedad de Internet y la Inteligencia Artificial.*

Dosier: La verdad y la posverdad.
Darnton, Robert. Antes de los hechos alternativos, estuvo Pasquino.  “El País” Ideas 103 (30-IV-2017). La mentira como instrumento político tiene una larga historia en la prensa. 

Dosier: Los derechos de los animales en el mundo.*